Etiquetado: arte

El rio de sosa cáustica

¿Puedo encontrarme con el niño que fuí?, ¿Con el niño que se quedaba sólo en casa?, ¿Puedo decirle que esté tranquilo, que su madre volverá pronto, que no le ha ocurrido nada, que no le va a abandonar?.

Puedo, como me decía entre carcajadas Tono Fernández Sanjuan, volcar todo ese miedo, la hostilidad, toda esa basura que padece el niño que soy en el Gran Rio de Sosa Cáustica, el placer prohibido de la destrucción…todo al Gran Rio, que se queme…jajaja.

La fotografía, después del “click” sigue procurando y suscitando interrogantes, emociones, sensaciones. Tiene mucho de taxidermia ya que siempre dialoga con objetos “muertos”, sucesos pasados, pretendiendo que tengan una apariencia viva, real, que posean memoria, una historia que contar.

No tengo tan claro que la fotografía no sea una quimera, que el arte no sea mas que la respuesta aislada y frágil de una realidad brutal e injusta. Sin embargo, espero será, una respuesta honesta.