Categoría: Fotografía

Tao Te Ching XLVI

Cuando el Tao reina en el universo,

los buenos corceles arrastran carros de estiércol.

Cuando el Tao se aleja del universo,

los caballos de guerra pacen en las mejores tierras.

No hay mayor pecado que el de dejarse arrastrar por los deseos.

No hay mayor calamidad que la falta de moderación,

No hay defecto mas doloroso que la ambición.

Por eso el saber contentarse es el único bien duradero.

Lao tse

Anuncios

Hilos invisibles

Cuando se traspasan los límites de la muerte, cuando se rebasa la orilla del Gran Río aparece el kaos, un espacio que se abre.  Este espacio lejos de ser indeseable, tenebroso, es mas bien una luminosa y vivida realidad, hiperreal, reconfortante, con su dosis fantástica y vinculada totalmente a todo lo que existe.

Nunca se fragmentó nada, nunca se rompió nada, todo fue una alucinación que fabriqué en el mundo físico, en el mundo de los humanos egocéntricos y débiles que levantan muros y dividen conciencias. Me imagino el mundo que habito  y en lo que he de convertirme, en un ser extraordinario, algo así como una ingenua criatura salvaje y voladora.

Texto inspirado en paseos con Antonio Fernandez Sanjuan

La ciudad sostenible

La Ciudad es insostenible.

Abastecer las necesidades crecientes, incesantes, de miles de millones de almas, sin arruinar, sin saquear, en algún lugar remoto o cercano, ¿Quien puede? ¿Como se puede?.
Crecer en un entorno de asfalto y aparcamientos subterráneos y aéreos y no ser adicto. El reloj al doblar la esquina y conversar con una amiga. Respirar olor permanente a goma quemada y disfrutar de la vida ¿Quien puede? ¿Como se puede?.
La ausencia de silencio es total.La situación es grave y la ciudad sostenible sigue siendo una utopía.

– Probar el campo, andar descalzo y a freír espárragos.
– quiero quiero, pero soy cobarde, aún no me atrevo.
– Suelta lastre amigo, abandona miedos, estructuras, dependencias, todo al Gran Río de Sosa Cáustica.

Lo que yo veo

La Fotografía es un documento de la mirada del que fotografía.

Pongo mi cámara y construyo unos espacios que antes no existían.
No quiero opinar sobre lo que fotografío, sólo lo enseño. Hago las fotografías que me salen, las que yo quiero.
Mi única responsabilidad es que mis fotos te seduzcan o golpeen con fuerza.

El rio de sosa cáustica

¿Puedo encontrarme con el niño que fuí?, ¿Con el niño que se quedaba sólo en casa?, ¿Puedo decirle que esté tranquilo, que su madre volverá pronto, que no le ha ocurrido nada, que no le va a abandonar?.

Puedo, como me decía entre carcajadas Tono Fernández Sanjuan, volcar todo ese miedo, la hostilidad, toda esa basura que padece el niño que soy en el Gran Rio de Sosa Cáustica, el placer prohibido de la destrucción…todo al Gran Rio, que se queme…jajaja.

La fotografía, después del “click” sigue procurando y suscitando interrogantes, emociones, sensaciones. Tiene mucho de taxidermia ya que siempre dialoga con objetos “muertos”, sucesos pasados, pretendiendo que tengan una apariencia viva, real, que posean memoria, una historia que contar.

No tengo tan claro que la fotografía no sea una quimera, que el arte no sea mas que la respuesta aislada y frágil de una realidad brutal e injusta. Sin embargo, espero será, una respuesta honesta.

Se hace camino al andar

El orden establecido rompe con la armonía de los espíritus libres y con la tranquilidad de las personas positivas.

Los extremos opuestos nacen de un mismo patrón, de un sentimiento que al igual que un feto toma una dirección al nacer.

Cuando nos enfrentamos a un problema debemos colocarnos a uno u otro lado, y no tirar por la calle de en medio o elegir ambos caminos. Esto que a simple vista parece razonable, saludable y positivo es en realidad una incoherencia. ¿Cómo sabemos que el camino que hemos elegido es el correcto si no conocemos otro? ¿Cómo podemos continuar nuestro camino si dudamos que sea el correcto?

Es necesario tomar una decisión y ser responsable de sus consecuencias, si. Pero podemos movernos por varios planos y abrir el abanico de nuestras decisiones; ser libres.

¿Romper con el orden preestablecido supone crear uno nuevo? ¿Podemos vivir sin una línea clara sobre la que sostenernos?

Muchos, casi todos, no sentimos que formemos parte de algún lugar, de algún grupo o de alguna idea, simplemente seguimos a la corriente y luchamos a solas con nuestra incapacidad para controlarlo.

Pensar así quizás te resuelva uno o dos problemas, pero no mas. Yo os animo a que os expongais a la lluvia, al viento, al hambre, a la soledad… y que desde aquí creemos nuestro propio universo, personal e intransferible.

Yo voto por vivir en un lugar donde las personas vivan unas con otras, y no donde convivan y aprendan a tolerarse.

Los extremos, mezclados unos con otros, eventualmente se acarician y magnifican sus significados, creando una armonía sinfónica sin igual.

La vida, la naturaleza, el ser humano, está llena de extremos y no hay que obviarlo. Durante años hemos apartado del arte cualquier vestigio de belleza ininteligible, inmoral o amoral, y debemos recuperarla.

Este sentimiento nació a mediados del S. XVI y cobra ahora mas significado. Debemos ser libres para expresar nuestros sentimientos, aunque no resulten agradables para nuestros sentidos.

Debemos construir un nuevo significado estético.

Apenas he entrado en mis pensamientos y no hago mas que formular preguntas, dudar de todo y de todos.

Sueños/Realidades

Vivir en un sueño es como atrapar un rayo en una botella, delicioso, como una buena ensalada de tomate, exquisito.

Navegar por los sentimientos y pararte a mirar como interactúan, hablan, cantan y bailan, cambian. Moverte por los planos sensoriales y dejarte caer.

La fotografía me permite mirar como nunca antes lo había hecho; bizco y boca abajo, literalmente, lo veo.

He aprendido que hay mucho mas allá de lo que puedes mirar; solamente con querer verlo, está ahí. Creamos nuestro mundo a partir de deseos y miedos, que nos hacen diferentes; esa es “nuestra realidad”.

La realidad es un término confuso. Porque nos han enseñado que la realidad es algo común a todos, salvo para los enfermos mentales, que habitan un universo fantástico. Si no podemos estar seguros de que el azul del cielo que ven dos personas sea el mismo, ni siquiera si ven el mismo color, ¿estamos seguros de que nuestra realidad es la misma?

Los que, entre los trece y los diecisiete años, no han construido nunca sistemas que insertaran su programa de vida en un amplio sueño de reformas, o los que, al primer contacto con la vida material han sacrificado inmediatamente su ideal quimérico a los nuevos intereses de adultos, no han sido los más productivos

La metafísica propia del adolescente, así como sus pasiones y su megalomanía son, pues, las verdaderas preparaciones para la creación personal – Jean Piaget

Intimamente ligado

“Intimamente ligado al concepto de realidad nació la fotografía, considerado el único medio capaz de capturar verdad. Utilizada por científicos con afán de documentar y probar sus hipótesis, hasta que comenzaron a experimentar con ella gente ajena a la ciencia.”

No se si busco la verdad o pretendo ser real, la intimidad entendida como algo interpersonal, de relaciones, intersubjetivo,esto es lo que me interesa .No me importa tanto si algo es verdadero o real y si más si algo se mueve dentro de mi, si algo se mueve dentro de ti, “si algo nos punza” como diría Roland Barthes.

La fotografía me permite encontrar y recorrer los “caminos carriles”, aquellos caminos que te permiten transitar entre espacios fisicos, psicológicos, privados, desconocidos, con naturalidad y sin violarlos.

Individuo in_consciente

Narramos las cosas desde el punto de vista que nos es mas cómodo. Contamos las cosas tal y como las vimos. Esa mentira en la que vivimos se llama realidad, y no se comparte.

Pero mediante fotografías podemos enseñar, de manera confusa, un fragmento de aquello y sentirnos liberados.

Nuestras realidades nos oprimen y separan de los demás, y para algunos ese sentimiento es insoportable.

“Necesito librarme de ello, decirlo en viva voz, proyectarlo y verlo en perspectiva”

La imagen es producto del conocimiento, la reflexión y el deseo. Pienso en cómo me afectan las cosas y en qué puedo hacer para reducir la ansiedad que me generan. Me veo reflejado en mis límites, que me sirven para empezar de nuevo.

“Para contar algo hay que tener algo que contar”

‘Orri txuri’ Aquí y ahora

Vivimos a merced de nuestras decisiones, pudiendo elegir el presente y sin controlar el futuro. Somos aquí y ahora.

Buscamos el contacto; guardar fragmentos de vida que nos representan de alguna manera, sin ninguna expectativa definida. Construimos una realidad paralela que nos permite observar y ser vistos.

«La realidad es poliédrica. Toda realidad es inherente a la persona que la interpreta y obedece a la historia personal. Desde las experiencias perinatales hasta el presente, cada acontecimiento, por insignificante que sea, es trascendental»