Categoría: Euskal Herria. Metamorfosis. Conspiración.

La ciudad sostenible

La Ciudad es insostenible.

Abastecer las necesidades crecientes, incesantes, de miles de millones de almas, sin arruinar, sin saquear, en algún lugar remoto o cercano, ¿Quien puede? ¿Como se puede?.
Crecer en un entorno de asfalto y aparcamientos subterráneos y aéreos y no ser adicto. El reloj al doblar la esquina y conversar con una amiga. Respirar olor permanente a goma quemada y disfrutar de la vida ¿Quien puede? ¿Como se puede?.
La ausencia de silencio es total.La situación es grave y la ciudad sostenible sigue siendo una utopía.

– Probar el campo, andar descalzo y a freír espárragos.
– quiero quiero, pero soy cobarde, aún no me atrevo.
– Suelta lastre amigo, abandona miedos, estructuras, dependencias, todo al Gran Río de Sosa Cáustica.

Lo que yo veo

La Fotografía es un documento de la mirada del que fotografía.

Pongo mi cámara y construyo unos espacios que antes no existían.
No quiero opinar sobre lo que fotografío, sólo lo enseño. Hago las fotografías que me salen, las que yo quiero.
Mi única responsabilidad es que mis fotos te seduzcan o golpeen con fuerza.

Se hace camino al andar

El orden establecido rompe con la armonía de los espíritus libres y con la tranquilidad de las personas positivas.

Los extremos opuestos nacen de un mismo patrón, de un sentimiento que al igual que un feto toma una dirección al nacer.

Cuando nos enfrentamos a un problema debemos colocarnos a uno u otro lado, y no tirar por la calle de en medio o elegir ambos caminos. Esto que a simple vista parece razonable, saludable y positivo es en realidad una incoherencia. ¿Cómo sabemos que el camino que hemos elegido es el correcto si no conocemos otro? ¿Cómo podemos continuar nuestro camino si dudamos que sea el correcto?

Es necesario tomar una decisión y ser responsable de sus consecuencias, si. Pero podemos movernos por varios planos y abrir el abanico de nuestras decisiones; ser libres.

¿Romper con el orden preestablecido supone crear uno nuevo? ¿Podemos vivir sin una línea clara sobre la que sostenernos?

Muchos, casi todos, no sentimos que formemos parte de algún lugar, de algún grupo o de alguna idea, simplemente seguimos a la corriente y luchamos a solas con nuestra incapacidad para controlarlo.

Pensar así quizás te resuelva uno o dos problemas, pero no mas. Yo os animo a que os expongais a la lluvia, al viento, al hambre, a la soledad… y que desde aquí creemos nuestro propio universo, personal e intransferible.

Yo voto por vivir en un lugar donde las personas vivan unas con otras, y no donde convivan y aprendan a tolerarse.

Los extremos, mezclados unos con otros, eventualmente se acarician y magnifican sus significados, creando una armonía sinfónica sin igual.

La vida, la naturaleza, el ser humano, está llena de extremos y no hay que obviarlo. Durante años hemos apartado del arte cualquier vestigio de belleza ininteligible, inmoral o amoral, y debemos recuperarla.

Este sentimiento nació a mediados del S. XVI y cobra ahora mas significado. Debemos ser libres para expresar nuestros sentimientos, aunque no resulten agradables para nuestros sentidos.

Debemos construir un nuevo significado estético.

Apenas he entrado en mis pensamientos y no hago mas que formular preguntas, dudar de todo y de todos.

El recolector

Me siento como un recolector mas que como un cazador. No quiero cazar, ni acechar, ni trampear. Yo recolecto haces de luz, recojo los rayos que emanan del objeto. Siembro con mi existencia lumínica los campos de la comunicación visual. Mi capacidad de mirar está supeditada a mi historia personal, que en algunas situaciones me permite tener rayos X en los ojos o visión nocturna y en otras soy incapaz de ver nada.

Tanto la Naturaleza del ser humano como la de la fotografía es ambigua y contradictoria. El interrogante de cuál es su esencia, es una constante, por lo tanto es muy difícil saber a lo que nos atenemos cuando fotografiamos, la pirueta es mayor cuando el objeto es una historia humana.

En sí mismas, las apariencias son ambiguas, con múltiples significados. Esta es la razón por lo que lo visual es asombroso y la memoria basada en lo visual, es mas libre que la razón.

John Berger

Intimamente ligado

“Intimamente ligado al concepto de realidad nació la fotografía, considerado el único medio capaz de capturar verdad. Utilizada por científicos con afán de documentar y probar sus hipótesis, hasta que comenzaron a experimentar con ella gente ajena a la ciencia.”

No se si busco la verdad o pretendo ser real, la intimidad entendida como algo interpersonal, de relaciones, intersubjetivo,esto es lo que me interesa .No me importa tanto si algo es verdadero o real y si más si algo se mueve dentro de mi, si algo se mueve dentro de ti, “si algo nos punza” como diría Roland Barthes.

La fotografía me permite encontrar y recorrer los “caminos carriles”, aquellos caminos que te permiten transitar entre espacios fisicos, psicológicos, privados, desconocidos, con naturalidad y sin violarlos.

Grayscale morality

Nos desplazamos por instinto, nos movemos en manada. Buscamos la fuente al tener sed, alcanzamos el cuchillo para comer. Y al viajar conocemos excelsos lugares que nos llenan de paz interior, como las montañas de Euskal Herria.

Donostia, Zarautz, Deba, Hendaya… Euskal Herria está lleno de mágicos lugares elegidos por la nobleza y rica burguesía para vacacionar, todas ellas con el mar y la playa como denominador común. Con el auge del turismo gastronómico y rural, Euskal Herria renace ofreciendo sus mejores platos y verdes prados.

Todo está cambiando; lo que antaño eran grandes hoteles y lujosos casinos, ahora son bares típicos de pintxos y sidrerías.

El actual modelo tiene un fin, y en algunos lugares está mutando hacia algo nuevo, desconocido. Los lugares, vivos, liberan energía contra sus ocupantes haciéndolos retroceder, adaptarse. Todavía no somos conscientes de estos impulsos, pero da igual, no cambia nada.

Debiéramos siempre ofrecer lo mejor de nosotros mismos, querer para los demás lo que para uno mismo y velar por el bien personal. Esta es la razón del fracaso de ideas grandes, el exceso de mediocridad.

De todos modos, la realidad no existe. Creemos en lo que queremos creer, hasta que dejamos de hacerlo.

En una era post-fotográfica en la que se ha superado el paradigma fotográfico como modelo de realidad, ya que en mayor o menor grado hay una perversión y transfiguración, el fotógrafo ya no se limita a plasmar la “realidad”, sino que se construye una. Las fotografías han dejado de ser panrealísticas (realidad universal), ahora son ventanas que el fotógrafo abre a su realidad, son fragmentos del mundo en el que vive.